Blog

Los dividendos pendientes de la Cuarta Revolución Digital

Publicado por  Léo Apotheker

Este artículo resume las reflexiones que compartiré con los delegados que asisten a la Conferencia Unit4 Connect en Amsterdam, los días 5 y 6 de abril.

La economía mundial vive un período de grandes cambios. Los precios de las materias primas han experimentado una gran volatilidad, las tasas de interés en muchos países se sitúan a cero o, incluso, en índices negativos, las economías maduras se encuentran atrapadas en crecimientos imperceptibles, y los motores de crecimiento, como China y otros de los llamados países emergentes, han de afrontar vientos en contra.

Más allá del ciclo económico actual, algo más profundo está pasando en la interacción entre tecnología y crecimiento económico. En los últimos 40 años, las empresas invirtieron decididamente en tecnología, pero la productividad -que hasta entonces había sido ascendente- no se desarrolló al mismo nivel. En EE.UU. la productividad del trabajo ha ido creciendo en torno al 1% anual en la última década, menos de la mitad del crecimiento de los 10 años anteriores, que, a su vez, fue menor que las décadas anteriores. Los salarios de la mayoría de los trabajadores también se han estancado. Las empresas reducen rápidamente los costes operativos para competir en una era de menor crecimiento económico. Las soluciones para reducir los costes operativos, tales como la deslocalización, están llegando a sus límites. Las empresas están descubriendo que competir a través de menores costes es cada vez más difícil. Para lograr precios competitivos mientras mantienen la rentabilidad en tiempos de crecimiento de la competencia, las empresas han de liberar una mayor productividad de las personas.

Las empresas han adoptado múltiples generaciones de tecnología en aras de una mayor productividad. En la década de 1990, fue la adopción de sistemas cliente/servidor (dando prioridad a la velocidad de acceso a la información). En la década de 2000, vimos la adopción de la Web 2.0 (prioridad a la velocidad y a la calidad de las interacciones del cliente). Y la década de 2010 ha visto la incorporación de herramientas de colaboración (dando prioridad a las conexiones entre los empleados para una mayor productividad). Todas estas innovaciones no han cambiado un aspecto central en la tecnología de la información de las empresas: Los sistemas informáticos de las empresas todavía se centran en el control y en la presentación de informes y tratan a sus personas como meros grabadores de datos, en lugar de ayudarles a realizar su trabajo de una forma más eficiente e inteligente.

Hoy en día, experimentamos las primeras etapas de múltiples tendencias tecnológicas que constituyen la Cuarta Revolución Industrial. El Internet de las cosas, el crecimiento de la inteligencia artificial, la robótica y la automatización, la madurez de la tecnología en la nube, social y analítica, la realidad aumentada y virtual y el crecimiento exponencial de la telefonía móvil van a provocar las nuevas disrupciones del negocio. La Cuarta Revolución Industrial se caracteriza por una fusión de tecnologías que está logrando un alcance sin precedentes y grandes cambios en los sistemas de producción, gestión y gobernabilidad. La inteligencia global estará disponible para aquellos que se doten de la tecnología más avanzada que conecte la computación ubicua, los sensores que aporten información desde cualquier sitio y el software inteligente. En el futuro, el talento y la capacidad de explotar, pilotar y desplegar estas tecnologías a escala, más que fundamental, será el factor crítico de la producción.

En los próximos dos años, nuestro planeta va a añadir más potencia a los ordenadores de lo que ha conseguido en toda su historia. El cambio tecnológico se acelera cada vez más. La enorme densidad y complejidad de nuestro mundo digital trae consigo riesgos. Nuestra infraestructura tecnológica es cada vez más complicada e interrelacionada. Las empresas que todavía resisten y que no hagan nada, se quedarán rezagadas.

¿Qué tienen en común los triunfadores en esta próxima revolución? Que facilitaran que sus trabajadores sean más productivos en el verdadero sentido de la palabra: Estarán liberados para contribuir a la misión más grande de la organización.

El sector de los servicios, intrínsecamente centrado en las personas, ofrecerá las mejoras más prometedoras de su productividad. La fabricación ha logrado increíbles beneficios de la automatización, pero la mayor parte de la economía no está basada en líneas de montaje. En cambio, está centrada en las personas. Piensa en los servicios profesionales, los trabajadores del sector público, la educación y el cuidado de la salud. ¿Son todos ellos más productivos que en el pasado? ¿Cómo van a superar la turbulencias que van a llegar? Disponemos ya de las bases para crear un verdadero asistente digital. Imagínate que los trabajadores estén ayudados por la analítica de datos no estructurados, la inteligencia artificial y el apoyo en los procesos de decisión.

Estoy convencido de que el trabajo del futuro será migrar hacia las tareas en las que los seres humanos somos expertos, con la automatización haciéndose cargo de las tareas basadas en normas, previsibles y de menor valor. Nos encontramos en el inicio de múltiples tendencias tecnológicas. El impacto de estas tecnologías y la forma en que el todo es más que la suma de sus partes se harán sentir muy pronto en términos históricos. La cuestión es qué organizaciones adoptarán un nuevo modelo de tecnología que pone a sus personas al frente y en el centro de su destino. Los que prosperarán en esta nueva era aceptan el cambio y adoptan la tecnología que libera a las personas de su organización de las tareas de bajo valor para centrarse en lo que más importa.

Nuestro trabajo como empresa es asegurarnos de que las organizaciones y los gobiernos realizan este cambio, porque los riesgos son demasiado altos si nos mantenernos con el status quo actual.

Visita la página Unit4 Connect para obtener más información sobre el evento y para registrarte.

Léo Apotheker

Léo Apotheker

Léo Apotheker es presidente del consejo de Unit4 desde 2016. Tiene 29 años de experiencia en la industria de la tecnología y es actualmente presidente de KMD en Dinamarca. También es vicepresidente y director de Schneider-Electric S.E y director no ejecutivo en P2 y Niza Systems Inc. Es ex presidente y CEO de Hewlett-Packard Corporation, y ex director general de SAP.



Newsletter